Roca Rey a hombros en su debut, con una buena corrida de Sánchez Arjona

Roca Rey a hombros en su debut, con una buena corrida de Sánchez ArjonaFoto de Roca Rey a hombros en su debut, con una buena corrida de Sánchez Arjona | El Rincón Taurino

Ficha del Festejo:

Toros de Sánchez Arjona, de buen juego. Flojearon cuarto y sexto.

El Fandi: Oreja y palmas.

Talavante: Silencio y saludos desde el tercio.

Roca Rey: Dos orejas y silencio.

Tres cuartos de entrada.

En la segunda de feria estaba anunciada una corrida de Sánchez Arjona, que dio un buen juego. Toros con clase, para lucirse a gusto. El toro que desea todo torero. Embistieron con nobleza todos ellos.

Abrió plaza Alejandro Talavante, ya que su primer toro rompió la puerta y salió en primer lugar. Un toro con muchos pies. Se gusta Alejandro en la capa. Inicia la faena de muleta con un cartucho de pescado. Una faena comedida porla izquierda, falla con la espada al matar, al igual que en el quinto de la tarde.

En ese toro, se vio lo mejor de la tarde. Una faena templadísima, de gusto, torería. Mima al toro de tal forma que es un encanto verle torear de esa forma. Tenía las dos orejas cortadas pero se precipita al matar y marra una gran faena, otra vez por la espada. Candidata a premio.

Roca Rey fue el triunfador de la tarde, al cortar las dos orejas a su primer toro. El diestro peruano, que hacía su presentación en la plaza –era la primera vez que toreaba en Gijón- realizó una faena con mando, bajando la mano, y llevando al toro muy humillado. Le dio tiempo. El toro una pera en dulce como todos. Mató de una estocada caída, que aún así le valió para cortar los dos trofeos.

En el sexto lo intentó. En el quite al toro, casi lo coge, por culpa suya. Anduvo rápido de reflejos. Con la muleta ve que el toro no da mucho juego y corta pronto.

Fandi, como siempre, estuvo muy voluntarioso, agradando al público que le va a ver. Estuvo bien en su primero, que fue el segundo de la tarde. Con banderillas, formó un lío. Recibió de rodillas casi en los medios a su primero. Tras una faena aseada, mata de media, y corta su única oreja.

En el cuarto realiza una faena, que no luce al toro. Otra faena para agradar al público que le quiere ver, tras poner cuatro pares de banderillas, logra una estocada tras dos pinchazos, y pierde una oreja por el descabello. Marchándose contrariado por ello.

P.D.: Tras ser vetado por la empresa, tras pedir el oportuno pase de prensa. Creo que me debo a los lectores de este portal, para contarles lo que sucede cada tarde. Por eso, daremos lo que sucede cada tarde en “El Bibio”.