Colombo triunfa en su debut en Gijón

Colombo triunfa en su debut en GijónFoto de Colombo triunfa en su debut en Gijón | El Rincón Taurino

Ficha del Festejo:

Seis novillos de “El Freixo”, y uno, sexto bis de Zacarías Moreno.

Ángel Sánchez: Oreja y silencio.

José Enrique Colombo: dos orejas y oreja.

Marcos: saludos desde el tercio y palmas.

No salió mal la novillada del “El Freixo”, propiedad del diestro madrileño “El Juli”, que debutaba en esta plaza, al igual que los tres novilleros. Eso sí, los novillos tenían poca cara. Hay que mejorar la presentación. Llegaron a salir en esta plaza años atrás novillos con más cara.

El que destacó de los tres novilleros es el venezolano Colombo, que abrió la Puerta Grande tras cortar tres orejas. A su primero le realizó una faena aseada, tras recibirlo con una variedad de pases con la capa. En el caballo el toro derriba al picador sin consecuencias. Le realiza con la muleta un toreo de muy buen gusto, tras lucirse con gusto en las banderillas. Mata de una estocada trasera y tendida y corta las dos orejas. El novillo recibió una exagerada vuelta al ruedo.

En su segundo lo recibe con verónicas,  chicuelinas y revolera. El novillo embiste con ganas metiendo bien la cara en la muleta. Cierra la faena con unas luquesinas y mata de un pinchazo hondo, cortando otra oreja.

Ángel Sánchez está muy bien en el primero de la tarde, mostrando su oficio ante un novillo con escasa fuerza, se le nota cualidades, pero no llega a transmitir del todo, pese a ello, corta una oreja, tras una estocada atravesada. En su segundo llega a aburrir al respetable. Una lástima.

Por último, el tercero en liza, puso muchas ganas en su primero. La faena muleteril la empieza de rodillas y al dar una arrucina de esta forma, el morlaco casi lo coge. Pone mucha voluntad, y saluda desde el tercio.

Al sexto lo devuelven porque se lesiona en el caballo, y sale un sexto bis de la divisa de Zacarías Moreno, un toro que tenía más cara que todos los novillos del Juli que salieron. ¿Por qué será esa diferencia? A este Marcos le realiza una faena larga, gustándose mucho, llega al tendido, y el novillo, además embiste muy bien. Ya salió buena en su día esta ganadería aquí, creo recordar que fue el pasado año. Pierde una posible oreja por la espada. Su apoderado debería aconsejarle que no alargue las faenas, si no la hubiera alargado, podría haber cortado una oreja. Hay que seguirlo, promete el chaval.