Rotundo triunfo de Pablo Hermoso

Rotundo triunfo de Pablo HermosoFoto de Rotundo triunfo de Pablo Hermoso | El Rincón Taurino

Corta dos orejas y a hombros en Teocaltiche

El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza se alzó como el máximo triunfador en la la corrida que marcó la Feria de Teocaltiche. Dos orejas y una faena rotunda lo colocaron como el triunfador de una exitosa corrida que registró un lleno hasta el reloj en la plaza de toros “El Renacimiento”. Santiago Zendejas dejó un grato sabor de boca, realizando lo mejor a su primero, consiguiendo así dar una vuelta al ruedo. Leo Valadez, firmó dos faenas con gran transmisión a los tendidos, sin embargo, las fallas con la espada lo privaron de tocar pelo.

Con el toro, de nombre “Duende”, de 478 kilos, Pablo Hermoso de Mendoza cuajó una faena de gran calado. Momentos vibrantes consiguió con las estrellas de su cuadra, temple y mando alcanzó cuando toreó de costado. Con las banderillas momentos de gran lucimiento, citando de frente y batiéndose a pitón contrario. “La Hermosina”, suerte de su creación, también se hizo presente en el ruedo de “El Renacimiento”, no acertó al primer viaje, pero aún así, la afición solicitó con gran fuerza la concesión de dos orejas.

El rejoneador Santiago Zendejas consiguió buenos momentos con el abre plaza, “Agradecido”, de 460 kilos, del hierro de Marrón. Montó a ‘Gallo’, con el que consiguió pasajes de mucha valía, buscando el lucimiento y la calidad con las banderillas, Logró el momento más importante cuando citó de frente para batirse a pitón contrario y dejar una banderilla en buena colocación. Banderillas al violín y a dos manos, con gran torería por parte del rejoneador que conquistó así a la afición de Teocaltiche. Falló con el rejón de muerte y dio una vuelta al ruedo.

Por su parte, Leo Valadez, “Maestro Inolvidable”, de 485 kilos, de la ganadería de Arroyo Zarco, para el diestro hidrocálido Leo Valadez, quien toreó a la verónica en el saludo capotero. El toro con bravura peleó en el caballo del picador Juan Cobos; el toro con fijeza atendió el engaño del hidrocálido que se fundió en un quite por chicuelinas.

Brindó su faena al rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza e inició con pases por bajo la faena que fue tomando forma y fondo. Lo llevó con mando por el pitón derecho para dejar series ligadas que tuvieron eco en los tendidos. Faena con variedad y ritmo cuajó Valadez que también corrió la mano izquierda para con sabor trazar pases de buena manufactura. Detalles como el desdén y el trincherazo también acompañaron la firme actuación del joven diestro. Pesado con el acero fue silenciado tras dos avisos.

Con el cierra plaza, Duquesito”, de 492 kilos, para Leo Valadez que saludó con larga cambiada de rodillas, dejó la variedad con el capote, quite por navarras, y con la muleta, asentado, con torería, de rodillas, aguantando en un palmo de terreno con valor y entrega absoluta. Es así la actitud de Valadez que sale a no irse de vacío. Faena por ambos lados con torería y temple. La espada una vez más no fue su alada y se retiró entre palmas.

Ficha: Teocaltiche, Jalisco, corrida ferial en la plaza de toros “El Renacimiento”, que registró un lleno absoluto. Tarde agradable en la que se lidiaron toros de Marrón, y Arroyo Zarco (tercero y sexto), de juego variado, destacando el segundo de arrastre lento. Santiago Zendejas, vuelta al ruedo y palmas tras tres avisos. Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas y palmas. Leo Valadez, palmas en su lote.