Puerta Grande de Roca Rey

Puerta Grande de Roca ReyFoto de Puerta Grande de Roca Rey | El Rincón Taurino

Ganó su Tercer Escapulario

Acho llegó a su fin y el triunfo grande fue para Andrés Roca Rey que cortó dos orejas y salió por la puerta grande. El Jurado anunció que gano el Escapulario por 9 votos contra 6 de Joaquín Galdós. Primera vez en la historia que dos peruanos compiten por el premio que se otorga.

Con lleno en los tendidos de sol y casi lleno en sombra, fue una tarde con gran ambiente taurino y de expectativa. Se lidiaron 4 toros de Hermanos García Jimenez 2°, 3°, 4° y 6°, siendo el segundo cambiado uno de El Olivár, y el 1° y el 5° de La Ventana del Puerto. Desiguales en presentación, algunos algo terciados y de distinto juego. El mejor toro de la tarde resultó el 3°, el 2° permitió corta faena y el 6° fue noble y sin fuerza.

Luego del paseíllo una gran ovación recibieron los matadores al hacer el brindis desde el tercio. Confirmó la alternativa el sevillano Rafael Serna, trajeado de blanco perla y oro, Andrés Roca Rey de tabaco y oro y Manzanares de azul marino y oro.

Jose María Manzanares.- la afición recordó la gran faena del año pasado que era de Escapulario y siempre recuerda a su padre, torero de Lima. En el segundo de la tarde que fue el primer sobrero, fue cambiado, lanceo a la verónica con quietud y estética. El toro recibe castigo y si bien era codicioso, en la muleta Manzanares demostró porque es figura “Zahareño” de El Olivar ganadería peruana, ejecutó una faena de poder, sabiduría y exquisito temple. Tocando suavemente al toro, hubo derechazos poderosos en series que el burel pedía y corrige la embestida del animal. Los naturales se sucedieron uno a otro alargando la embestida del toro que duro la mitad de la faena. Faena de maestro, con quietud, empaque y torería. Lástima que el toro se apagó a la mitad de la faena. Fue su reaparición tras su operación a la columna, estocada recibiendo y oreja de ley.

En el cuarto que fue su segundo toro, la sosería y poca fuerza del toro impidió que cortase la segunda oreja. Solo se apreciaron un par de tandas de muletazos al natural. Metisaca y al tercer intento dejo una entera.

Andrés Roca Rey.- en el tercero de la tarde que resultó el mejor del encierro, mostró en Acho todo su poder y mando, al igual que el valor que lo hace triunfar en todas las plazas a las que acude.

“Virrey” de 490 kilos de “Peña de Francia”, lo recibió a portagayola y luego verónicas ceñidas. Lo deja entero en la pica y luego en su estilo, caleserinas y gaoneras en los medios con un remate pletórico de torería. En el tercio de banderillas destaca Dennis Castillo, gran rehiletero y peón de brega peruano. Luego del magisterio en la lidia de Manzanares, Andrés se va a los medios decidido a triunfar. Inicia su faena citando de lejos de rodillas e instrumenta cambiados por la espalda y naturales pasándose al toro muy cerca. Impresiona y levanta al público de sus asientos. Aquí estoy Yo!! .. le dijo a la Plaza. La faena es de sometimiento con naturales por bajo y toreo fundamental que remata con el de pecho. Invertidos en faena heterodoxa, envasa una estocada entera y se pide con fuerza 2 orejas. En el quinto cortó una oreja más, en faena variada y templada pero el toro el toro nunca llegó a romper y más bien se aplomo. Logró meterlo en la muleta en base a muletazos de buen corte y con temple. Se mete arrimón y remata con manoletinas la cierre y luquesinas. Deja una estocada tendida y corta otra oreja. Vuelta al ruedo y extasis del público, que le regala una bandera peruana.

Rafael Serna.- confirmó la alternativa y logró cortar una oreja en el que cerró la tarde. Mostró voluntad y estuvo por encima de sus dos toros, tuvo momentos de relieve con la muleta, en especial en el sexto. Ejecutó una faena forjada en base a voluntad pese a que el toro se quedaba en la embestida. El toro tenía poca presencia y si bien permitió una faena larga fue por la tesón del matador. Dejó una estocada algo desprendida y le concedieron una oreja.

Acabó la Feria de Lima-Perú, en la histórica Plaza de Acho que es conducida por Casa Toreros.

Foto: Luis Sueyras